DERECHOS Y DEBERES

DERECHOS DE LOS ALUMNOS Y ALUMNAS

Son derechos básicos del alumnado reconocidos y aprobados polo Consejo Escolar de acuerdo con la legislación vigente:

  1. Derecho a recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.
  2. Derecho a que su rendimiento sea valorado con criterios de plena objetividad.
  3. Derecho al respeto de su libertad de conciencia, de sus convicción religiosas y morales, de acuerdo con la Constitución.
  4. Derecho al respeto de su integridad y dignidad personal.
  5. Derecho a participar en el funcionamiento y en la vida del centro.
  6. Derecho a recibir orientación escolar y profesional.
  7. Derecho a recibir las ayudas precisas para compensar carencias de tipo familiar, económico y sociocultural.
  8. Derecho la protección social en el caso de infortunio familiar o accidente.


DERECHO DE ASOCIACIÓN Y REUNIÓN

El Consejo Escolar reconoce además el derecho de los alumnos y alumnas a asociarse y reunirse, de acuerdo con la normativa legal vigente y considerando el normal desarrollo de las actividades docentes.

De cara a hacer efectivos dichos derechos, el Consejo Escolar dispone que los alumnos y las alumnas podrán elegir sus representantes para lograr los fines educativos, culturales, deportivos extra escolares, etc. , reconocidos legalmente y que el Consejo Escolar ampara en la modalidad de delegados o delegadas de curso, comisiones para los viajes de fin de estudios, actividades extra escolares, delegados de deportes, etc.

Siempre en colaboración con el Tutor o Tutora del curso respectivo, con el encargado de las actividades extra escolares, Jefe de estudios o el Director.

El derecho de reunión se contemplará más adelante en el apartado “Comportamiento en el centro”

DERECHO La UNA EVALUACIÓN OBJETIVA DEL RENDIMIENTO ESCOLAR

Con la finalidad de garantizar el derecho del alumnado a que su rendimiento escolar sea evaluado según criterios de plena objetividad, se considerará:

  • Todos los ejercicios y pruebas aplicadas al alumnado serán conservadas por los profesores o tutores incluso al final del curso académico, excepto en caso de que mediando una reclamación deba conservarse incluso el final del proceso correspondiente.
  • Cuando algún alumno o alumna o bien los representantes legales de los mismos consideren que las calificaciones fueron otorgadas sin la objetividad requerida, podrán presentar las reclamaciones pertinentes en las siguientes circunstancias.
  • Propuesta de una prueba de acuerdo con los contenidos del programa.
  • Aplicación no acomodada de los criterios acordados por el claustro de profesores en la evaluación vigente.
  • Otras circunstancias en las que se estime una aplicación no acomodada de las normas vigentes en materia de evaluación.

Excepcionalmente las reclamaciones estarán dirigidas al Director del centro quien previos los informes que estime necesarios someterá (cuando lo considere oportuno) a reclamación al Consejo Escolar que podrá ratificarse en la calificación otorgada o bien estimar el origen de una rectificación.

El Director tomará finalmente la decisión pertinente. Con la finalidad de salvaguardar la honorabilidad del profesorado, aquellas reclamaciones que el Director estime como carentes de todo fundamento, y con la sospechosa intencionalidad de crear conflicto y malestar entre los profesores y el alumnado podrán ser presentadas ante el Consejo Escolar con la propuesta de una apertura de expediente sancionador para que se tomen las medidas oportunas (cláusula de salvaguarda jurídica de la libertad de cátedra y de las competencias del Claustro de Profesores).

DEBERES DE LOS ALUMNOS Y LAS ALUMNAS

A tenor de lo dispuesto en la LOXSE “Constituye un deber básico de los alumnos y las alumnas además del estudio, el respeto a las normas de convivencia dentro del centro docente”.

Cuando el Consejo Escolar estime que la conducta del alumno o alumna había podido ser constitutiva de falta grave, sólo podrá imponer la sanción correspondiente como resultado de la resolución del expediente instruido al respecto y con la garantía de la correcta aplicación de los derechos reconocidos a los alumnos y las alumnas en la Constitución y las Leyes.

DEBERES ACADÉMICOS

Tienen la consideración de deberes académicos los siguientes:

  1. La asistencia a clase.
  2. El cumplimiento de los horarios aprobados para el desarrollo de las actividades del Centro y las orientaciones del profesorado en relación con el aprendizaje y el progreso educativo.
  3. El número de faltas sin justificar que implicará la pérdida de escolaridad de los alumnos y alumnas será la fijada por el Consejo Escolar sin perjuicio de la normativa vigente en esta materia.
  4. Los tutores advertirán al alumnado y a los padres/madres o tutores de las repercusiones que tendrán las reiteradas faltas de interés o de asistencia a las clases tanto en el progreso educativo como en los procesos de evaluación continua.


El Consejo Escolar y la Dirección acordaron en relación con los dichos deber el siguiente:

  • Se exige la máxima puntualidad en los horarios, dentro de una flexibilidad razonable en los topes de entrada. Quedará al criterio de cada profesor o profesora a posibilidad de dejar entrar en la clase la aquellos alumnos o alumnas que llegaran fuera de los topes de entrada o una vez que lo haga el profesor o profesora entre clase y clase.
  • En el tocante al comportamiento dentro de las clases se procurará el máximo respeto mutuo entre lo profesorado y el alumnado y también entre los compañeros y compañeras de clase.
  • Aquellos alumnos y alumnas que tengan que ausentarse del Centro deberán comunicárselo al tutor o tutora de su curso. En el caso de resultar afectadas sólo unas horas intermedias se le comunicará a los profesores correspondientes. En todos los caos el tutor o tutora podrá pedir la justificación con las alegaciones correspondientes (Ver ANEXO II: Justificación de las faltas de los alumnos y alumnas) y decidirá aceptarla o bien rechazarla.
  • De acuerdo con el Derecho de Reunión reconocido en la legislación vigente el Centro había garantizado el derecho a celebrar Asambleas de Curso siempre que sean solicitados los permisos con la debida antelación, en la forma correcta y siempre que en su desarrollo el alumnado sepa respetar las actividades normales del Centro aconsejándose la celebración de las mismas preferiblemente fuera del horario lectivo.
  • Aquellas decisiones tomadas en las Asambleas de Curso que habían podido afectar a la vida académica deberán comunicársele al Tutor o Tutora, al Jefe de Estudios o Director con un mínimo de 24 horas de antelación.
  • Si el alumnado había precisado hacer una Asamblea General el Centro deberá convocar en tiempo y forma una junta previa de los delegados de curso. Informado, el Director proporcionará el lugar idóneo a tal fin, a ser posible fuera del horario de las clases.

 

De conformidad con la legislación vigente se establece que el órgano de participación en la vida académica por parte del alumnado es la Junta de Delegados de Curso, que estará formada polos Delegados y Subdelegados de los diferentes cursos.